Páginas vistas en total

jueves, 24 de septiembre de 2015

Perfume

Un puente de flores cala en la memoria la razón de los sentidos. Identificar daría esa razón. Mas oler, no solo identifica, sino que descubre esencia. La esencia se huele. Y he ahí el puente entre identificación y esencia. El aroma de una flor, el de una mujer, el de la lluvia...el rocío en el jardín una noche de luna de primavera y en oleadas la misma esencia de los jazmines. Concentracion de esencia e identidad.

Resultado de imagen para jazmin

La flor y su aroma es lo que queda de paradisíaco. Esencia que actúa en mente y emociones devolviendo armonía. Como el mineral aun retiene la simiente de vida capaz, en alquímica manipulación, de obtenerse el elixir. En otro giro las esencias humanas dan su perfume y agrupan almas por afinidad conjugando la sensibilidad de tener o no tener piel, relacionando la esencial identidad que da cuerpo a sutil cuerpo donde la inclusión de la afinidad lleva a la unión profunda.

El alma, el ser psíquico toma esencia al encarnar de sutil materia otorgada por los astros y estos imprimen al nacer su impronta dotándola de sus influjos acorde a su momento. Eso puede leerse en la "carta natal". Y el alma puede a través de esa esencia emanar su propio influjo y su propio perfume que es condensado por una emulsión de nuestro revestimiento carnal.

Gurdjieff gustaba llamar alma al "cuerpo causal". Los hindúes se inclinan por definir como alma al Atman (pero este es el espíritu). Hay quien la define como el Nefesh, o anima instintiva vital. Pero el Alma es propiamente dicha otra cosa diferente al anima vital y al espíritu o a algún cuerpo sutil como el "causal" Es el germen evolutivo "el ser psíquico" emanado del Atman o espíritu, como una esencia que mora en la zona del corazón y es la sede de la verdadera mente y sentimiento que ínter-actúa con la conciencia.

Resultado de imagen para almas gemelas

El alma psíquica podríamos definirla como Jaiá en hebreo. En cambio Neshamá como mente para diferenciarla de Nefesh el alma vital o anímica. Y al Atman, Espíritu consciente, para diferenciarlo del Ruaj o espíritu emocional. Aunque alma y anima son evolutivas y el Atman es de evolución divina, y toma conciencia de la creación a través del alma que es la que en lo creado se sumerge. Cada etapa es un nivel de conciencia manifiesto, en jaiá (sabiduría, percepción) es donde se reconoce el alma gemela. Los otros tres Nefesh, Ruaj, Neshamá, son los niveles del trabajo de refinar nuestro carácter.
Nefesh Instintivo
Ruaj Emocional
Neshamá Mental
Jaiá Conciencia
Son etapas de la evolución del ser psíquico que va tomando crecimiento como un germen que nace dentro de cada cual y tiene su vida hacia lo superior, pero abarcando tambien este mundo y otros "mundos" acorde a la cabala.
La capacidad de reconocer almas gemelas deriva de la Jaiá. Pero también de ahí deriva la capacidad de reconocer a nuestra llama gemela. Algo no muy común, que sucede en especial momento, al lograr cierto nivel. Los centros se activan a determinados niveles donde la energía circula creando un cuerpo envolvente de ambos polos y la conexión con el propio espíritu y la realización de su función se hace eficiente.
Alex.


No hay comentarios:

Publicar un comentario