Páginas vistas en total

lunes, 24 de agosto de 2015

Arriba y Abajo


Entramado sutil escondido aun entre las piedras. Raíces de vida que rompen las mismas piedras y agua que brota aun de la misma roca.

Hemos perdido la capacidad de recordar. No venimos del mono, ni de diseños genéticos de ET. ¡Somos dioses microcosmicos caídos!

Hay quienes persiguen milagros, unos para poder creer. Otros para intentar desmitificarlos. ¡No persigas milagros. Aprende a realizarlos!

Cuando logras la real iniciación interna te vuelves realmente humano.
De lo contrario adoras criaturas como Mirtha Legrand, los Exu juegan con tu cabeza, y hasta crees que los pensamientos, son algo tuyo, algo que nace de ti, en fin...

Quien tiene su verdadero destino, caminara a ciegas en busca de la Verdad sin importarle verdades relativas, y caminara entre esa niebla hasta encontrarla, y aun así, esto no basta, deberá seguir el camino heroico hasta cumplirla, lo cual sera el reflejo de su propia estrella en el mundo, y la consecución de la propia estrella en si mismo, y como decía don Genaro, luego de su encuentro con su aliado, todos los demás son solo fantasmas, excepto quienes peregrinan también a Ixtlan.

En definitiva somos guiados por nuestro genio superior o por el contrario por nuestro genio inferior. Pero en algunas extrañas oportunidades ambos se vuelven uno y esa es una lección muy importante tanto para si mismo como para quienes le toca tener que lidiar con ello.

Alex.


viernes, 14 de agosto de 2015

Paul Sedir.



Si siempre escuchamos sólo a nuestra conciencia con la convicción de que es infalible, podremos perfeccionarnos sin sufrir. Pero tenemos la cabeza dura; nos obstinamos en creernos más sabios que Dios y las más penosas experiencias apenas bastan para convencernos de que somos los autores de nuestro tormentos. Así cada prueba es una llamada al orden y un remedio; esculpe pacientemente la estatua maravillosa que nos volveremos un día. Dios no quiere hacernos sufrir; no quiere hacernos trabajar. Sin embargo escogemos, por malicia o terquedad, el procedimiento de trabajo que provoca el sufrimiento, en lugar de realizar las mismas obras y los mismos progresos en la serenidad y la alegría. Recordemos la llamada de Jesús: “Venid a mí, los que estáis fatigados y cargados y yo os aliviaré”. Dios jamás quiere atormentarnos, Él desea solamente que nos perfeccionemos.

Resultado de imagen para PAUL SEDIR

Todo acto arrojado en el campo del mundo es una semilla no solamente indestructible, sino que aún se multiplica con fecundidad creciente. El mal, como el bien, se vuelven más y más fuertes a medida que pasan los siglos; es normal que la reparación de una falta se complique en proporción a su
antigüedad. Se ha querido explicar el problema del sufrimiento por la teoría del pago de faltas cometidas en existencias precedentes. Esta hipótesis indemostrable no hace más que retrasar la solución. Que no haya para el alma más que una sola encarnación sobre la tierra, o varias, o transmigraciones anteriores o posteriores en otros planetas –hipótesis que la Iglesia no ha condenado nunca– , que sufra uno sólo o en holocausto por las faltas de algunos de nuestros hermanos, que sea en reparación de nuestras faltas personales, o que la Providencia nos someta a estas pruebas para desarrollar en nosotros facultades desconocidas, que la suerte individual esté en función del destino colectivo de la raza o de la patria, no cambia el fondo del problema y, como éste consiste en hechos inaccesibles, se debe resolver sin que conozcamos nada, antes de haber llegado a la cima mística donde el mundo puede ser percibido. Las injusticias que nos preocupan pueden ser sólo aparentes; nadie debe jactarse de comprender todas las causas del hecho más simple. ¿Quién dice que los malvados a quienes todo sale bien no son felices por la virtud de algún pacto insospechado de su espíritu con los dioses de lo temporal y que éstos no vendrán más tarde a pedir cuentas?. Y la apariencia de felicidad, ¿cuántas miserias no esconde a menudo? ¿Quién dice que los buenos, tan a menudo desgraciados, no lo son para que desarrollen su paciencia, su resignación, su fe en el ideal; o que no sufren en el lugar de otro, demasiado ciego para sacar la lección de la prueba: o que no gozan del privilegio de reparar inmediatamente sus propias faltas, o de pagar sus deudas espirituales en el lapso más corto de tiempo?

Nuestro yo inmortal, antes de reconocer a Dios y Cristo, ha escogido durante mucho tiempo hacer el menor esfuerzo y se ha quedado atrás. Desde el día en el que ha visto la Luz, un deseo imperioso se eleva en él de recuperar el tiempo perdido; él sabe el precio; entrevé los gloriosos horizontes de su futuro espiritual; puede entonces que acepte, que pida un período de trabajo intensivo. El yo terrestre no sabe nada de estos dramas; y su ignorancia, que nos parece cruel, le procura al contrario los mejores resultados, porque le obliga a salir de sí mismo, a adelantarse, a evadirse a este libre mundo del Espíritu, donde reina la fe, donde toda inquietud muere, donde se respira la paz inmutable y la energía invencible.


Papus y Sedir entre otros con el Maestro Philippe de Lyon.

Se acepte o no la teoría de las existencias múltiples, se admita o no la habitabilidad de otros planetas por criaturas semejantes o diferentes a las terrestres, es necesario convenir que cada uno recibe, y en los más pequeños detalles de nuestra vida, desde todos los puntos del universo, millares y millares de influencias corporales y psíquicas de las que solamente una pequeña parte emerge a la superficie de nuestra conciencia. ¿Qué podemos percibir de este juego infinito? ¿Qué podemos prever de las posibles consecuencias de uno sólo de nuestros gestos, que la elasticidad de los imponderables medios hace rebotar a través de los espacios y que volverá fatalmente sobre nosotros, a
través de los siglos? Y el universo intelectual, el universo moral son todavía más sensibles, más impresionables que el universo material. ¿Cuánto tiempo es necesario para reparar un desorden? Todas estas complejidades ¿no hacen más difícil y más larga la reparación de un daño? ¿No simplificaremos nuestro futuro, incluso el más próximo, si vivimos con un más justo cuidado moral?

Resultado de imagen para PAUL SEDIR campo de fiori

Igual que el grano confiado al sol sufre, por la acción disolvente de los agentes físico-químicos, una descomposición profunda antes de echar raíces y tallos, de madurar y de reproducirse al céntuplo, el Yo debe ser también confiado a la Tierra, experimentar el sufrimiento, verse disociado por el fuego del dolor, el agua de las lágrimas y la nieve de las ingratitudes, para que pueda renacer transfigurado por los rayos del Astro sobrenatural. Así comprendido, el sufrimiento lleva a frutos maravillosos; ningún ascetismo, ningunas contemplaciones, ninguna voluntad audaz, ningún amplio intelectualismo procuran como él el saber verdadero, la fuerza, la maestría de sí. El paciente perfecto se conquista y conquista el mundo, más aún, él gana la amistad de Cristo y la beatitud. Los purgatorios, cuando se sufren, nos elevan tan alto como nos han precipitado abajo. No temáis nada, la Luz en nosotros es inmortal; podéis oscurecerla, adulterarla, ciertamente; matarla: jamás. Es la vida, la sangre mística del mundo, la medicina universal. Es la que une en un solo organismo todo el género humano; por la virtud de esta unidad misteriosa, cada individuo es alcanzado por el sufrimiento de todos, que se diluye en la masa y arrastra los gérmenes de la compasión, preparando la plenitud de las rosas del Amor crístico.


La ciencia secreta de la materia, es la alquimia; la ciencia de la fuerza, es la magia; la del hombre es la psicurgia; la de las esencias no-terrestres, es la teurgia de los anciamos. Estos cuatro grados del Conocimiento han existido siempre, hoy todavía se enseñan en ciertos centros de China, de la India, de Persia, de Arabia y del África norte. Hace falta quererlos y conquistarlos, no se dan; se indica la ruta y el candidato avanza con sus riesgos y peligros y según sus fuerzas ¡Cuántas anécdotas podría contaros sobre este tema! Historias tristes de existencias rotas, perdidas en una manía cualquiera, por ser atacadas por guardianes demasiado fuertes. Leed “Zanoni” de Bulwer Lytton y sobre todo el magnífico “Axël” del genial Villiers de l´Isle-Adam; veréis exactamente como los detentores de la ciencia secreta son poco piadosos con los fracasos de los candidatos. Por el contrario, el Cristo dice: “No romped la rama herida; no apaguéis la luz del carbón que todavía arde”. Los hombres aunque sean sabios no poseen longanimidad, porque se sienten siempre esclavos del Tiempo. Incluso adeptos admirables, cuyos nombres poco conocidos se rodean de un prestigio sobrehumano, que con constancia heroica y abnegación profunda saben persistir durante varias existencias en las mismas búsquedas, cuya ambición personal está muerta y cuyo ser, a fuerza de voluntad, no es más que la encarnación de un principio metafísico, estos dioses, en fin, conocen el temor del fracaso.
Pero el padre, Su Ángel, el Hijo y su Gloria mutua, el Espíritu, poseen la calma paciente de la omnipotencia y la eternidad.

Las criaturas no pueden enseñar más que del exterior al interior; hace falta que el instructor impresione uno de los sentidos del discípulo; un adepto o un genio nos enseña hablando al doble, el cuerpo astral o al cuerpo mental; es siempre por una envoltura del yo por donde el iniciador humano esperará este
yo. Sólo el Padre y los que Él escoge pueden hablar directamente al yo. Así la iniciación crística es esencial, una, interna, suprema, por eso no puede conquistarse, sino solamente recibirse.

Resultado de imagen para PAUL SEDIR

Quien ha podido descender a las criptas del Dekkan, leer el I-Ching, hablar con los dignatarios de Benarés o los iluminados de Roma, Medina o Fez, ha visto que todos los signos, todos los esquemas y todos los caracteres dicen lo mismo, que el gabinete de reflexión masónica, la Imitación de Cristo, las reglas de las
órdenes contemplativas promulgan un mismo precepto. Y este axioma fundamental, único, universal, se llama: caridad, humildad, oración. Pero cuando lo desciframos en francés, sánscrito, hebreo, parvi o en algunos de los miles de idiomas iniciáticos, se piensa: si, conozco esto, y pasamos a la página siguiente. Estas tres palabras precisamente contienen todos los secretos, todos
los socorros, todas las ciencias ¡Ahí están! Sin ellas, no se llega a nada en la gran obra psíquica, más que a la enfermedad, la locura o la muerte.
El gran defecto de las iniciaciones humanas es que estas tres palabras iluminadoras están sepultadas bajo un montón de ritos, prácticas, arcanos y recetas. Están desfiguradas por el culto a toda clase de dioses; han sido invertidas, incluso, criminalmente, de manera que ciertas escuelas, y no de las menos sabias, ni de las menos poderosas, las hacen servir para la exaltación del
orgullo espiritual. Esta es una de las razones por las que el Cristo denuncia tan obstinadamente todos los fariseísmos.
El arquetipo de estos tres vocablos es la Luz que Jesús viene a hacer brillar.
Es contra ella que, desde hace dos mil años, se unen todas las fuerzas del dinero, de la materia, del egoísmo y de la inteligencia deificada. Los césares que mataron tantos cristianos hicieron mucho menos mal que estos dignatarios de los esoterismos orientales que, en el siglo II, hicieron en Alejandría un pacto
secreto. Allí fueron tomadas las medidas oportunas para captar las fuerzas populares salidas de la palabra de un oscuro galileo; allí fueron recogidas las leyendas, compuestos los episodios, falseados los datos de la vida de Jesús, bajo el molde del simbolismo hermético, con el fin de obtener un tipo nuevo de adepto, conforme al modelo milenario de los hierofantes.

Se podría creer que acuso a los iniciados de falsos, pero no es así. Eran hombres sinceros, que cegaba el orgullo; no comprendieron nada de Cristo, pero sus descendientes hoy no comprenden tampoco. Todo lo que, en la historia de Jesús, no entraba en el marco de su filosofía, creyeron que eran simplemente habladurías y lo rechazaron. Comprendo su estado de ánimo. Un iniciado no avanza, o no cree avanzar, más que por su propia energía. En realidad recibe ayuda, pero está persuadido de que sólo necesita su fuerza, su confianza en él mismo es su mejor baza en esta partida formidable que entabla contra el Destino. Él necesita para este avance un objetivo preciso; sin él sus esfuerzos huyen y se desvanecen. Pero lo que no ve es esto: por el hecho de fijarse un objetivo, limita su ascensión, circunscribe su acción, rodea de una muralla sus perspectivas interiores. Su dominio es más o menos extenso, sigue su poder instintivo, anímico, intelectual o volitivo, pero este dominio está cerrado. Y todo el libre infinito que se extiende ante él es como si no existiese.
Por el contrario, Cristo dice: “No eres nada, no puedes nada por tí mismo, pero lo puedes todo si dejas que Dios viva en tí. Tus esfuerzos más heroicos
sólo valen como signos de tu buena voluntad, atraen la gracia, hacen posible el descenso del Espíritu, mas sin estos esfuerzos el Espíritu también podría venir a tu casa: lo puede todo, pero Su presencia te reduciría a cenizas. Es necesario que hagas los mismos trabajos que tus hermanos, que el campesino, el obrero, el ciudadadano, el sabio, pero con el convencimiento profundo de que permanezcas a pesar de todo como un servidor inútil. Entonces, vendré a tí según la voluntad de mi Padre...”

Paul Sedir.


miércoles, 5 de agosto de 2015

αποκάλυψη

Resultado de imagen para cometa sol


Me conmueve mas la pobreza que quienes desde sus ideas de derecha los tratan de delincuentes e indeseables. Me importa una izquierda mas libre y culturalizada que una izquierda de mera compulsión abortista como si un feto fuera un puto tumor.
Pero eso si, hay millones de imbéciles que lamento que sus madres no los hayan abortado.


Una izquierda antisemita, no se diferencia de los monigotes nazis.
El desprecio por la fe de los pueblos, es simplemente el complejo de superioridad de muchos tontos.


Veo en el aborto y en los experimentos genéticos, el triunfo de Menguele el nazi, en la fría mente de mucha gente sin corazón, sean de izquierda o derecha, totalitarios con instintos genocidas.
Se lucha por la vida, no por la muerte, se lucha por amor, no por sadismo.
Eros versus tanatos.


La falta de respeto por la vida incluye, la manipulación genética, el predominio de la química y las farmacéuticas sobre lo natural, de Monsanto y las ideas abortistas, de la desnaturalizacion humana, de ideas new age en oposición a las ideas sobre ética aristotélica. De usar tecnología en nuestro cuerpo, insertarnos el famoso chip, hacer trasplantes de cerebro, usar células madres y embrionarias, modificarnos para ser esclavos, y darnos una dictadura mundial al estilo la novela de Orwell 1984.
Pero, muchos idiotas útiles influenciados por la propaganda cientificista y la ciencia ficción, pregonan estos pos-modernismos que terminaran siendo nuestra nemesis.


Nos encontramos en el momento de los momentos de esta era, donde seremos probados por el crisol y ahí se vera lo que cada alma vale. Las trompetas han sonado hace rato anunciándolo. Si en este tiempo no se es acorde a la voluntad de lo alto, y soñamos como fumadores de porro si esto es realidad o no, no veremos que esto es un escenario donde seremos probados, y la única forma de lograr la libertad es adherirse a la suprema Voluntad, pues el adversario esta poniendo en corto tiempo su títere en el poder del mundo.

La NASA, no puede decir que habrá tres días de oscuridad por aproximarnos al anochecer galáctico. La realidad que los tres días de oscuridad si están cercanos y no hay fecha para eso, pero tales días oscuros vendrán por la caída de un cometa en el Caribe. Lo cual generara una explosion equivalente al estallido de miles de bombas termonucleares, con el oscurecimiento de la atmósfera por el volvo, envenenamiento del aire por seis días por los gases del cometa. Terremotos grado 12 y tsunamis gigantescos en todas las costas, detención de la rotación de la tierra por unas horas. Mega-ciclones y rayos impresionantes en toda la tierra similares a los que se dan en erupciones volcánicas, y luego, un enfriamiento de la tierra por efecto de la catástrofe, con perdidas de cosechas y envenenamiento de aguas fluviales y ríos. O sea, en esos días morirán millones y millones como moscas, y aun no sera el fin, habrá mas.

El cometa vendrá sorpresivamente desde detrás del Sol, por eso no sera detectado de antemano, sino que se sabrá 72 horas antes y son los astrónomos aficionados y no los gobiernos quienes darán aviso por Internet.
Este cometa es el Aviso, traerá el examen de conciencia, muchos morirán de impresión al ver el cometa y otros durante el examen de conciencia. El cometa se dirigirá a la Tierra, girara en torno a ella antes de caer generando una luz blanca con su cola, luego impactara en el caribe. Su tamaño puede ser de 9 kilómetros. 
Luego del impacto y las millones de muertes masivas, se declarara en todas partes la ley marcial. Habra el cisma en la Iglesia católica, la guerra en Europa y luego la aparición del Anticristo.


Es la inteligencia divina la que lo determina si, si o no, en este juego de ajedrez contra los Asuras.

Se trata de un juego de ajedrez contra las potencias caídas. Graham Hancock en conjunto con otros descubrieron que el final de la cultura atlante y la desglaciacion fue provocado por el estallido de otro cometa en zonas árticas lo que causo el diluvio por el derretimiento de los glaciares. Antes de eso las demás catástrofes son similares, incluso la del asteroide que causo la extinción de los dinosaurios.

La caída del cometa traerá antes del impacto un juicio en vida como el que ocurre luego de la muerte desde la propia conciencia.


Las sentencias vienen de lo alto acordes a las elecciones que tomamos, yo solo soy una voz. Si luego de la caída del cometa, el examen de conciencia, no provoca resultados, entonces la guerra ocurrirá y vendrá el títere del adversario. Si tu cuerpo es tuyo, y el feto lo consideras estorbo, luego tu seras también estorbo y te consideran prescindible y también tomaran tu vida. La ley del cosmos fue hecha por algo, al infringirla rompemos el equilibrio del cosmos, entonces la misericordia actúa hasta donde puede y luego deja paso a la justicia.
Justicia. ¿No es lo que todos piden?
Ojo con pedirla, pues cuando se libera llega para todos, tanto para mi como para ti. Mis palabras no son putos juicios, son advertencias, a mi no me interesa juzgar a nadie, ni me importa tanto la gente, pero se ve que algo superior desea que exprese lo que otros debieron expresar y callaron y ese callar también sentencia.


Alex.




sábado, 1 de agosto de 2015

Ave crux, spes unica


Si Cristo fue clavado en un madero, ¿Por que esculpir cruces de piedra? Esotericamente, la piedra significa verdad. Los tiempos han llegado, algunos nos veremos en el campo de batalla, unos como compañeros y otros de frente cuerpo a cuerpo.
El verbo judeo-Cristiano que odian sera el que enarbole nuestro estandarte junto a la Virgen y San Miguel, y la boca del foso se tragara las almas entregadas al anticristo.
In Hoc Signo Vinces






martes, 21 de julio de 2015

Vulgar cantidad, noble calidad



En tiempos donde los egos se creen inmortales, me sumo con humor en una carrera contra reloj y sin compasión. Al final se trata de uno mismo y de que no queda tiempo, se trata de que solo cabe el ser y que ya ni importa ver la sorpresa en rostros ajenos. Solo el desierto en medio de todos, con una sonrisa sintiendo la guadaña de los tiempos raspar los cabellos.

Almas vacías llenas de nada, apegadas a los adoquines de sus sueños. La historia culmina, se baja el telón, y al fin río.
Sueños racionales de la olla de las brujas, sus burlas son como como lastimeras negaciones de quien no ve su guillotina.
Hubo un tiempo que sentía lastima, pero ahora solo le sonrió a su vacuidad.
Que mas da.

Generación de mascotas, el circo suena su música y no paran de bailarla. Durmiendo como pulgas en el lomo de un perro, sus ojos se cierran a la luz y los días tienen numero.
Me decían: ¿Porque el arte que viene es idiota?.
Porque muchas generaciones ya lo son por vocación y esfuerzo empecinado.
Solo cabe lo que viene, cuando las nubes se retiren, el circo pase, cese la música y se pueda ver la luz.

Ver el juego detrás de las apariencias exige un mente en silencio y observante. Pero la magia no es religión, ni budismo, ni "espiritualidad". Es un reto donde los libros no ayudan, los sabios no saben, los locos son tomados, y ante eso el mago debe cruzar solo sus abismos.

La tradición no esta muerta, esta oculta a los ojos del vulgo que se complace en adorar demonios como mascotas y comer pepinos. Pero lejos del dantesco mundo decadente donde se clonan mentecatos por millones, la Verdadera Voluntad en pocos tiene uso de astro, y la mente apartada, la sagacidad silenciosa de quien contempla el juego.

El conocimiento verdadero esta ahí a la vista como no lo estuvo nunca, los antiguos secretos están al alcance de cualquiera y solo muy pocos lo buscan y otros pocos lo ponen en practica. La mayoría busca sopas instantáneas y digitaciones rápidas de celular. Conocimiento sin profundidad, ídolos de plástico, filosofía barata... El tiempo de la cantidad y ausencia de calidad esta devorando a millones y ya sabemos que ocurre cuando millones son devorados por la estupidez.

Habra un tiempo donde la única ley sera la verdad, y las verdades personales habrán caido a tierra como abono de las plantas donde nunca mas se harán ladrillos del palacio de las mentira. La vida sera real y no se parecerá a esta caprichosa y muerta sociedad. La muerte viene cuando por dentro la energía de vida ya se agota. La conciencia se agoto y la muerte esta sobrevolando la noche.

Alex.


jueves, 16 de julio de 2015

Arbol




Somos el árbol y también el templo, y el macro y microcosmos han de unirse a través de un enlace tanto interior como de los ritos sagrados.

Tal yoga debe lograr hacer crecer nuestro Ser Psíquico y nuestra conciencia alineándola a nuestro Ser.

Se critica a locos e inadaptados por no haber logrado la fijeza de su punto de encaje en el tonal de estos tiempos, sin darse cuenta muchos que tal fijeza es producto de los voladores. Adoramos nuestros dioses, ídolos y demonios, olvidando que nuestra tarea aqui no es necesariamente "adaptarnos" a esto sino pasar por esto con coherencia y alinearnos con otras realidades coexistentes. Pero hay otra obra, y es la de redimir a través nuestro a nuestros demonios carceleros modificando nuestra conducta y a través de ello también al mundo en la medida de lo que cada cual haga. No cambiamos el sistema sino solo cambiando nosotros mismos, en titanica tarea, y ese es nuestro destino, nos guste o no, pues aqui elegimos venir y no estamos aqui por casualidad.
Alex.