Páginas vistas en total

lunes, 9 de junio de 2014

EL DRAGÓN Y LOS RECUERDOS:

EL DRAGÓN Y LOS RECUERDOS:

1987, día de Alberto Magno, patrono de alquimistas me voy a la iglesia de Pompeya, a pedirle iluminación sobre la obra.
2011, vuelvo al barrio ya sabiendo, afincando en el puente del Riachelo, la metáfora del cruce de las oscuras aguas.
He vuelto también a la estatua de Ceres al Parque Lezama y hablar con los fantasmas de Sabato y Fernando Vidal Olmos, como a la sinagoga de Once, a agradecer al hijo del rabino sus letras cifradas.
Cuantos giros esta vida, y siempre apuntando al Sur.

¿Que profunda visión desempolva las piedras del camino y te conduce mas allá de metáforas?
Cuando todo deja de describirse en palabras a modo de definición, cuando la metáfora poética se pierde entre realidad y ficción, es cuando has encontrado el coraje de volverte un mito.
Y como mito creas tu propia saga, sin importar ya contarla o no.

La historia en parte en mi novela "Contactos Mágicos" en parte la memoria que se diluye como el sueño del Golem, oculto en las noches oscuras y frías en mi querida Buenos Aires.

Alex.


No hay comentarios:

Publicar un comentario