Páginas vistas en total

lunes, 24 de julio de 2017

Intentando

El "conocimiento", no es para cualquiera. El te elige. Que es lo mismo que decir El Espíritu te elige. El te conoce y sabe, espera el momento apropiado. Claro que hablamos de otra forma cognitiva. No lo que se conoce comúnmente por conocimiento racional.
El conocimiento puede lograrse de tres formas:
1) El Espíritu te busca y te enseña directamente.
2) Te envía un iniciador.
3) Luchas hasta conseguirlo por tu cuenta, hasta que El Espíritu te enseña por "diferentes caminos".

La imagen puede contener: cielo, exterior, naturaleza y agua

1) Ante todo, llamar al poder, al Espíritu, o Dios, aunque sea con un chiflido. Con total respeto e intento.
2) Comprender que la magia es una encrucijada de caminos siempre, como se decía del diablo o de Hecate que estaba en la encrucijada. ¡Es el Espíritu quien siempre esta en esa encrucijada! Las dos calles son lo cotidiano, lo conocido y el infinito encontrándose en un punto, un cruce. Es la analogía. 
La interferencia es la onda de poder, la emanación del intento.
3) La palabra es sagrada, otorga poder y mas si cumplimos con lo dicho. Entonces así, la voluntad se vuelve un comando del Águila y obra magia.

¿Por que se pide tanta oración para que el mundo no se vaya al carajo?
Simple: ¡Para hacer un comando colectivo en el Águila de que así no sea!
Orar con intento es una forma de establecer comandos. Claro que es un paradigma de poder y no funciona en quienes solo están fijados en la mera razón.
Mas claro, echale agua.

¿El Hoʻoponopono hawaiano sirve?
Mi respuesta para todos es: ¡Si lo convertís en un comando del Águila, obviamente servirá!

El intento es la sinfonía de nuestra atención con la conciencia cósmica, la cual transforma nuestras voliciones en los comandos del Águila. En otros términos nuestra voluntad mágica microcosmica logra actuar en la voluntad macrocosmica, volviéndose una acción del Macrocosmos.

Alex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario