Páginas vistas en total

viernes, 16 de mayo de 2014

Voluntad Mágica:



En la vía mágica hay que abstraerse del propósito de la gente profana, pues dispersan la energía que juntamos de forma cuidadosa durante años con los caprichos e idas y venidas de la vida "común".

Los comandos de lo que intentamos son los hilos que van abriendo nuestro camino, trayendo nuestro futuro.
Así que aquello que intentamos es lo que ocurre para bien o mal, por eso se debe tener cuidado con lo que se intenta.

Cultiva el silencio
Cultiva la energía.
No reniegues de tus padres, ni patria, ni tierra, ni origen.
Haz el bien, se honesto.
Se impecable.
Se desapegado.
No mentir, aunque eso te traiga problemas.
No codiciar, ni fantasear con la vida.

Esto es un mapa para ayudarnos con el ahorro de la energía.

Las religiones no están mal en principio, sino que están distorsionadas.
Pues en cada religión hay un código para el ahorro de la energía lo demás es mas bien una función social, un organizarse corporativamente, pero hay mas que eso, uno deberá ver y separar la paja del trigo.

Los magos guerreros, lo son solo son en base a su código y ese código es de ahorro de energía para cruzar a la conciencia mas allá.
La filosofía y ciencia errada de este mundo no es la suya, porque puede ver en lugar de especular.
Esa visión es lo que lo que lo hace desplegar su intento inflexible no desea nada del mundo caido, intenta hacia eternidad.

Intentar mal, de forma negativa, nos deja anclados a los comandos de esos intentos, que son origen de enfermedad, muerte e infiernos, eso es lo que llaman karma, estar anclados en causas que darán efectos.
Hay que ser muy cuidadosos al decretar.
Peor que decretar o intentar mal, es no haber hecho nada, ni bueno, ni malo, pues el intento se equilibra en un momento, pero la medrosidad en cambio encoje cada ves mas tu esencia quedando a merced de las fuerzas del universo aun mas que quien sabe decidirse y accionar.
Luego de decretar el intento, se debe guardar silencio ser pacientes, el resultado llega.

Alex

No hay comentarios:

Publicar un comentario