Páginas vistas en total

jueves, 17 de octubre de 2013

La Ciudad de los Muertos:


Entre los miles de negocios cerrados de la avenida Avellaneda, por la noche
y luego del otro lado, arbolada y con sus iglesias y sinagogas, hasta la congregacional Armenia, se viene en la esquina Artigas, directo a la vía
y entramado de burbujas que flotan sobre el piso
yendo a la estación de tren
la noche esta buena, y entre caspa sobre aire
y vaso de vides, prende una cepa, frente a la torre de San Jose,
y viendo de nuevo la luna, hace que digas, que bien
como en primavera, cuando frente al río en Olivos
ves como nacen Orion y Sirio, al este en el horizonte
hasta que te bendice en verano por arriba de tu mollera
aunque lamento no se vean bien ya las Pleyades
pero entre vasos y vuelos
ves en definitiva lo que ya nadie quiere ver
y date por bendito por eso
Aquí en este tiempo, donde se miran por fuera:
¡Mírame por dentro!
Y ve el color de mi espíritu
es color fuego y es fuego
y morare con los djinns, mis hermanos, mis daimones
si he de tener compañía que sea esa
mientras recorro la ciudad de los muertos como fantasma.

Alex.


No hay comentarios:

Publicar un comentario