Páginas vistas en total

jueves, 2 de agosto de 2018

AVISO

El acontecimiento denominado El AVISO, esta próximo, es inminente.


Hay algo que no sabe mucha gente, el tiempo de misericordia estaba corriendo, pero de golpe se acorto. Los acontecimientos comienzan a precipitarse. Erraron millones al elegir mal, en su mente y corazón. En su predica y acciones se lo puede ver. Pero para verlo hay que correrse del ego y contemplar que esta mal y que esta bien. No estoy jodiendo al decir esto, tampoco lo deliro. El Aviso esta por llegar. Contemplemos el cielo, cuando aparezca la señal, 7 días después se dará el aviso. No se si este mes o los próximos. Luego del aviso la gente se polarizara entre la fe y la bajeza. Ya lo están haciendo, pero el aviso mostrara lo bueno y lo malo y mucha gente cambiara.
Esto es inminente.

Alex

el Gran Aviso de Dios será un fenómeno sobrenatural que afectará a todos los seres humanos. Consistirá en una iluminación interna de la conciencia por la cual veremos nuestra alma tal y como Dios la ve. Podremos apreciar nuestra cercanía o lejanía de Dios, así como las consecuencias de nuestros pecados. Será un don gratuito de Dios Padre por el cual podremos convertirnos y acercarnos a Él, antes de que comiencen a suceder los eventos purificadores de la Gran Tribulación predicha por Jesucristo, San Juan y el Profeta Daniel, purificación global previa al retorno glorioso del Señor.

El acontecimiento del Gran Aviso fue dado a conocer por la Virgen María a cuatro niñas en la localidad de San Sebastián de Garabandal, España, entre 1961 y 1965. Según el santo Padre Pío, vidente estigmatizado que vivió en Pietrelcina, Italia (1887-1968), las apariciones de la Virgen María en Garabandal son la continuación de las seis apariciones ocurridas en Fátima, Portugal (13 de mayo – 13 de octubre de 1917).
Las videntes hablan de tres acontecimientos que Dios realizará para salvar al mundo en los tiempos actuales: un Gran Aviso, un Milagro, y un Castigo condicional, si la humanidad no se convierte.

Estos tres acontecimientos son el último intento de Dios por salvar al mundo, atrayendo a todos al amor de Jesucristo y a la fe verdadera. El Aviso es una semejanza a lo que nos ocurrirá en el juicio final pero dándonos la oportunidad de pedir perdón por los pecados cometidos.

El Gran Aviso no es un castigo, sino una bendición espiritual, pero muchos caerán en el terror por lo imprevisto e insólito del acontecimiento.
El estado de nuestra alma y nuestros pecados se nos mostrarán claramente, y eso hará sentir gran dolor. Muchos morirán del impacto y del susto. Todos verán el bien y el mal que han obrado en su vida y las consecuencias que esto ha ocasionado a otros. Habrá colas inmensas en los confesionarios. Muchos pedirán el bautismo.
Con el Gran Aviso, muchos se convertirán al bien, aunque otros se endurecerán en el mal. Pero ya no habrá medianías. Dará el inicio la batalla final abierta entre el bien y el mal.
Días antes del Aviso habrá un signo previo de advertencia en el cosmos. Dos astros chocarán dentro del sistema solar. El cielo se tornará rojo y se verá una gran cruz blanco azulosa en el cielo.

El Gran Aviso da inicio a la parte final de los Últimos Tiempos. Coincide con el gran cisma de la Iglesia y con la Tercera Guerra Mundial, predicha por el profeta Ezequiel (Ez 38). El Gran Milagro será eucarístico y visible para toda la humanidad, y permanecerá en Garabandal hasta el fin del mundo.
La guerra mundial de Ezequiel consiste en un ataque conjunto de Rusia y otros países árabes del norte contra Israel. El presidente de Rusia se ha resistido a realizar esa embestida. En varias ocasiones ha logrado escapar a la provocación, pero finalmente es forzado a emprender la guerra y atacar: “Te haré dar vuelta pondré garfios en tus quijadas y te sacaré con todo tu ejército.” (Ez 38, 4).

A los 70 años del nacimiento de Jesucristo, se cumplió la profecía de la destrucción de Jerusalén y del Templo. Al rededor de los 70 años de la fundación de Israel (14 de mayo de 1948) se podría estar cumpliendo la profecía de Fátima, la destrucdión de El Vaticano y de Roma, con la huida del obispo vestido de blanco y del Papa.
Las fechas de mayo son muy significativas: 13, concluye el llamado de Dios a la penitencia (Fátima), se cierra el tiempo de la Iglesia y de la misericorida y 14, Dios vuelve a concentrase en Israel (70 años de su fundación), para concluir la historia respecto a la crucifixión del Mesías e iniciar el tiempo de la justicia.

Después del Gran Aviso, comenzarán los siete años del gobierno mundial del anticristo, purificación global previa al retorno glorioso de Cristo, quien volverá para eliminar el mal, derrotar al anticristo e inaugurar su reino en el mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario