Páginas vistas en total

martes, 11 de octubre de 2016

AHORA

Resultado de imagen para cumbre montaña

A veces somos tan cagones que nos agarramos del culo del diablo. Y no lo soltamos por miedo de que todo se derrumbe. Así, mientras este se nos ríe en la cara. Nosotros seguimos agarrados del culo de nuestra estupidez.

Si no veo y disfruto la belleza de este mundo aun en la peor de las tormentas, entonces solo me veo a mi mismo. Lo bello y lo terrible hacen su juego preciso. Sin ver el esplendor aqui y ahora, mucho menos podre ver mas allá.

La naturaleza no es para adorarla sino para gozarla. El éxtasis de estar presente en todo. El error solo reafirma la Verdad. No se puede amar lo sublime excluyendo al mundo. Nada bueno encontraremos con vendas en los ojos. Solo ve quien desea ver.

La divinidad es mas sabia y amorosa que nuestro yo fragmentado, escéptico, egoísta y arrogante. Destronar tu demonio para ver la realidad en todo. ¡Acaso voy a cambiar al mundo acorde a deseos o ideales del yo? La naturaleza sigue su curso y tus deseos e ideales son comida de gusanos junto a tu cuerpo. Entonces seria mejor sentir algo mas allá de mi miserable identidad. Si pudiera ver mi miseria lloraría de horror. Pero ciertos topes me impiden hacerlo. Así que a la mierda con los topes para poder ver. Los gusanos ya están en mi, y yo me creo fuente de luz. Necio comedor de mierda seré si me niego a ver mi miseria.

Al final la eternidad es éxtasis supremo ¿Donde queda entonces el infierno? En el pasado de las experiencias. Lo único eterno es una sublime presencia. El mundo es una dama amorosa que nos sustenta. No es al mundo a quien debemos cambiar, es a nosotros. ¡Cuanto tiempo lleva crecer! Somos tontos pendejos con una posibilidad infinita. Pero de a poco. Poco a poco...A veces solo nos queda ver el teatro del esperpento sin dejar de sentir en nuestro interior la paz y dar nuestra mano a quien necesite.

Alex.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario