Páginas vistas en total

lunes, 23 de febrero de 2015

De Ecuaciones





En mi caso mi combatividad tiene mas que ver con no ser atropellado en mis ideas y estilo de vida que en imponerlas. Digamoslo de este modo, marcar limites y mostrar que tus derechos comienzan donde terminan los míos. Porque la manada fascista le gusta atropellar, y como coloso me planto delante y digo esta es mi esfera de acción, acá no, anda a joder a otro lado. Y por esa libertad y defensa del propio circulo mágico, cada mago real, da su vida. Como no somos new age, no fluimos con el río, vamos contra la corriente como salmones a desovar una simiente nueva.

Ante tanta epidemia de embarazos, separaciones y cuotas alimentarias y la mar en coche. Gente lo ideal es no embarazar, ya hay bastante gente en el mundo. Sarcasmos aparte, cada cual recuerde como y en que momento zafo o cayo en esto de encadenar su vida. Nacer, para reproducirse y morir, no es la única opción en la vida, sino solo un modelo masivo.

Si nuestra vida son sueños y solo buscamos volverlos realidad para soñar luego con otros sueños, entonces, mejor despertar.
Ese modelo atávico demostró ser nuestra perdición como especie.

En nuestra vida no tenemos que tener la mas mínima inocencia, de hecho debemos ser casi tan sagaces como el mismo diablo, pero nunca perder la pureza. Pero lo que se ve en la vida es el caso contrario, gente que ha perdido la pureza, pero son digamos demasiado "inocentes".
Quien puede ver el interior de las personas se encuentra con tal ecuación, y siempre da error en el resultado.
Si, ya se que para muchos lo maravilloso es la agitación social, las amistades, el ruido y esa cosa compulsiva de pensar solo en sociedad...Pero para otros que hace tiempo perdimos la inocencia el silencio y ser individuos individualizados es la única opción posible en una sociedad que clona mecánica y despoticamente un mismo modelo mas allá de inútiles filosofías políticas.

Cuando vamos a comprender que todo se trata de ver.
¿Luz y Oscuridad?
Pero si la luz esta siempre ahí, la iluminación esta ahí, la realidad esta siempre ahí.
El único problema, es que no queremos ver, y yo no se si llamar a eso oscuridad per se, mas bien lo llamo necedad.

Si solo contemplamos nuestros tontos sueños y vivimos absorbidos por una vorágine de ideas, entonces: ¿Como podremos ver?

Alex.


No hay comentarios:

Publicar un comentario